Av de Pino Montano, 10 - Tlf: 954 36 14 02

Carillas dentales: La facilidad de tener una sonrisa 10

Si fumas y se te han estropeado los dientes, si tienes los dientes manchados o, simplemente, no te gusta tu sonrisa, la solución ideal es usar carillas dentales, sobre todo si te interesa la salud y la estética de boca. Las carillas sirven sobre todo para arreglar y enmascarar esos problemas estéticos que muchas veces sufren nuestros dientes como por ejemplo, la pérdida de esmalte dental, desviaciones de la dentadura, dientes manchados, amarillentos o ennegrecidos…

¿Qué son las carillas dentales?

Se trata de reconstrucciones estéticas de porcelana, son procedimientos que realizan los odontólogos de manera restaurativas con un fin estético, es decir, mejorar la imagen de tu boca ya que cambia la forma, el color, incluso, el brillo dental, además sirve para esconder diversas taras bucales.

Funciones de las carillas

Consiste en recubrir el diente con una lámina a través de una resina especial. La principal función de las carillas es estética porque el mayor porcentaje de su uso se hace por la imagen, para tener una dentadura perfecta. Por temas de salud no se suelen usar las carillas, ya que enmascaran el problema, no los soluciona. Los problemas que solucionan suelen ser los siguientes:

  • – Cubrir imperfecciones de los dientes, ya sean roturas o fracturas, de esmalte o parciales por consecuencia de golpes o, simplemente del uso.
  • – Ayuda a ocultar desviaciones o espacios antiestéticos. Cuando tienes los dientes separados entre sí o una desviación de uno de ellos, es la mejor de las soluciones, siempre y cuando sean casos no muy graves, ya que si no es así les aconsejarán ponerse un tratamiento de ortodoncia.
  • – Mejorar la apariencia de los dientes. Si tus dientes son demasiado finos, pequeños o cortos las carillas es el tratamiento efectivo para cambiar la forma de ellos.
  • – Enmascarar el color de tus dientes. Es el tratamiento más eficaz para blanquear tus dientes, si fumas, bebes mucho café o simplemente tienes el color amarillento o negro, las fundas de carillas los vuelve blancos y brillantes.

Ventajas de usar carillas

La principal ventaja de las carillas es que corrige la forma de los dientes, los regula y los hace más iguales. Y, como se ha dicho antes, son capaces de mejorar pequeñas imperfecciones como desvíos o separaciones, además de otras imperfecciones.

Lo segundo es que luces una sonrisa juvenil, nueva, blanca y luminosa, siempre con la misma naturalidad. Su resistencia es otro de sus fuertes, es más fácil que se te vaya el esmalte dental de tus propios dientes que el de las carillas, esto es gracias al cemento que se le implantan al pegarlo a los dientes, puede durar hasta 15 años.

 

Leer más

¿Cómo afecta el estrés a tus dientes?

Lo común es escuchar que la higiene de tu boca es algo fundamental y que, si la tienes en cuenta, tienes tu dentadura totalmente cuidada. Pero, ¿sólo la mala higiene afecta al cuidado de tus dientes? Por supuesto que no. El estrés es otra de las causas que hacen que tu dentadura se deteriore. ¿Por qué? Sabemos que el estrés es un estado de tensión física que aparece cuando la persona tiene una preocupación que le amenaza o mal estar general. El estrés suele estar relacionados con emociones y, desgraciadamente, llega por muchas causas.

 

¿Cuáles son las consecuencias del estrés en la salud bucal?

Los especialistas dicen que las personas que están sometidas a un nivel alto de estrés empiezan a caer en hábitos poco saludables, como por ejemplo beber más alcohol, fumar o ingerir alimentos azucarados. Esto provoca determinadas enfermedades orales.

  • Sangrado bucal. Al cepillarnos los dientes las encías suelen sangrar mucho más debido a la tensión en la que viven.
  • Gingivitis. Al vivir bajo mucho estrés, tensión y rodeado de preocupaciones, las defensas tienden a bajar y las bacterias dañan con más fuerza las zonas sensibles de los dientes.
  • Bruxismo. Consiste en apretar con fuerza la mandíbula.
  • Inflamación de las encías. Al intentar protegerse de las bacterias, siempre acaban atacando a las encías.
  • Periodontitis. Al estar estresado el cuerpo produce una hormona que provoca el hinchazón de las encías que se llama, cortisol. Esta produce y expande esta enfermedad.

¿Cómo evitar estas dolencias?

  • Lo primero es, acudir asiduamente al dentista si vemos que tenemos algún síntoma, para así, descartar, prevenir o curar la enfermedad en concreto.
  • Algo fundamental, es el cepillado dental. Obligatorio, al menos, dos veces al día, sobre todo antes de acostarnos. No se puede perder la higiene bucal, y al menos, una vez al año realizarlo en el dentista de manera profesional.
  • Utilizar hilo dental. Al menos una vez al día.
  • Llevar una dieta rica en frutas y verduras. La ingesta de vegetales y frutas hacen que nos llenemos de vitaminas y proteínas que nos ayudarán a prevenir cualquier tipo de enfermedad bucal.
  • Evitar el hábito del tabaco.
  • Evitar beber té, café o coca-cola.
  • Disminuir el consumo del alcohol.
  • Evita el estrés. Existen técnicas de autocontrol, que ayudan a evitar estas situaciones incómodas y de tensión, por lo que, también, nos ayudará a evitar muchas enfermedades bucales.
Leer más

Ventajas y desventajas de usar un cepillo de dientes manual vs cepillo de dientes eléctrico

¿Estás a punto de comprar un cepillo de dientes nuevo? ¿Cuál es mejor un cepillo eléctrico o manual? Cada tipo de cepillo presenta sus potenciales y para ello hay que saber cuáles son las ventajas y las desventajas de cada uno. La principal función de un cepillo de dientes es eliminar la mayor placa bacteriana posible, ya que es la causa de las enfermedades bucales, así que, para ello, debemos de hacer un buen uso del cepillo de dientes. ¿Sabemos cuál es la principal diferencia de uso de uno manual a uno eléctrico? Principalmente con el cepillo de dientes manual el movimiento debe de ser vertical mientras que en el cepillo eléctrico tendremos que hacerlo circular.

Ventajas del cepillo de dientes manual

Existen muchas ventajas de usar un cepillo de dientes tradicional. La principal es la economía, este limpiador bucal es mucho más barato que uno eléctrico, también, mucho más práctico, gracias a sus dimensiones, a su poco peso y a que no le tenemos que cargar la batería, nos lo podemos llevar en el bolso a cualquier lado.

El cepillado brusco acaba haciendo daño a las encías y gracias a este cepillo de dientes podemos controlar más la fuerza con la que nos lavamos los dientes, puesto que lo manejamos 100% nosotros mismos.

En el caso de que salgamos de una cirugía en la que nos hayan tenido que poner puntos, es imprescindible usar cepillo de dientes manual, ya que podemos contralar la potencia con la que nos cepillamos. Si se usa un cepillo con cerdas sensibles y blandas, mejor. También en el caso de llevar aparatos se aconseja usar uno tradicional.

Ventajas del cepillo de dientes eléctrico

El cepillo de dientes eléctrico es mucho más efectivo, ya que, elimina más placa con sus movimientos propios más los que hace el usuario, por lo que, limpia más suciedad entre los dientes. Si no lo usas de manera brusca, protege las encías y las cuida de cualquier tipo de infección.

Al tener ese movimiento del cabezal la limpieza es más rápida, ya que tiene distintas velocidades dependiendo de la limpieza de cada zona,  y mucho más cómoda y más precisa a la hora de limpiar.

Este tipo de cepillado dental, se usa mucho para facilitar la limpieza de personas con discapacidad tanto física como mental, les ayuda a mantener la higiene de su boca. También se aconseja usarlo si, todavía, les cepillas los dientes a tus hijos o a niños a tu cargo.

 

 

 

 

Leer más

Trucos para aliviar el dolor de las muelas del juicio

 Las cordales o muelas del juicio corresponden al tercer molar y suelen ser las últimas en salir, principalmente entre los 16 y 25 años, aunque en muchos casos puede atrasarse la salida. No suelen provocar dolor siempre y cuando tengan el espacio suficiente para que crezcan adecuadamente. Sin embargo, hay casos que pueden llegar a ser muy molestos causando irritación e inflamación, y en el peor de los casos, por falta de espacio, el dolor puede ser mayor, por lo que es importante acudir al dentista para seguir el mejor tratamiento para ello. A continuación, os damos algunos trucos caseros para que las molestias que te puedan causar puedan aliviarse, al menos, hasta que acudas al dentista.

 

¿Cómo saber que van a salir las muelas del juicio?

Siempre que notes cualquier dolencia en la boca es importante no dejarlo pasar y acudir al dentista cuanto antes para evitar que el dolor sea mayor. La muela del juicio puede provocar dolores en la zona donde se encuentra, hinchazón o enrojecimiento de la encía, dolores de cabeza y oído de la zona de la muela del juicio que esta saliendo, inflamación de las mejillas e incluso dolor al abrir y cerrar la boca e incluso mal aliento.

Remedios naturales para aliviar las molestias

Uno de los remedios caseros más populares son los enjuagues bucales con agua tibia y sal, lo que resulta un truco muy aliviador, calmando y reduciendo la inflamación en la zona. Este desinfectante natural ayuda a matar las bacterias y otros gérmenes. Disuelve media cucharadita de sal y media de bicarbonato de sodio en un vaso de agua tibia. Remuévelo muy bien y haz gárgaras y enjuague bucal varias veces al día.

El aceite de clavo de olor es otro remedio muy efectivo para calmar el dolor intenso de muela del juicio o cualquier dolencia dental, ya que este producto natural contiene grandes cantidades de eugenol, una sustancia que actúa como un fuerte analgésico y calmante natural. Además, tiene propiedades anti-inflamatorias y anti-bacterianas, por lo que también reduce la inflamación de las encías y combate la placa bacteriana. Vierte un poco de aceite de clavo de olor en un algodón y aplícalo directamente sobre la zona afectada. Repítelo varias veces al día y siempre con la boca bien limpia.

Como cualquier tipo de inflamación, el frío del hielo es muy recomendable. Pon algunos cubitos de hielo sobre un trapo fino de algodón y aplícate el frío sobre la mejilla del lado inflamado, lo que ayudará a reducir la hinchazón y las molestias.

Recuerda que si el dolor persiste o es más intenso acude a tu dentista. Normalmente, un analgésico común o incluso un anti-inflamatorio pueden ser buenas soluciones médicas contra el dolor, siempre y cuando tu dentista o médico te lo recomiende. Evita la automedicación. En las farmacias, también puedes encontrar cremas o espráis anestésicos indicados especialmente para combatir este tipo de dolores. Aplícatelo según prospecto e indicaciones del farmacéutico. Te ayudará a reducir el dolor hasta que puedas asistir a la clínica dental.

En Molina Clínica Dental estamos para solventar cualquier dolencia bucodental. Si notas alguno de los síntomas que os hemos explicado llámanos y pide cita para que podamos solucionar el problema antes de que este empeore o los dolores sean más intensos. Llámanos al 954 361 402 o acude a nuestra clínica en la Avenida de Pino Montano, 10, en Sevilla capital.

Leer más

Los cuidados y problemas dentales más comunes en la tercera edad

Con una buena higiene dental y las revisiones periódicas a nuestra clínica, los dientes pueden mantener una salud perfecta durante toda la vida. Sin embargo, llegados a la tercera edad, su salud bucal puede sufrir alteraciones debido al uso de prótesis dentales, medicación y trastornos generales en la salud, muy común en las personas de estas edades avanzadas. A continuación, os ofrecemos los cuidados y problemas dentales más comunes en la tercera edad.

La higiene bucal y el cuidado de los dientes se hace cada vez más importante con el aumento de la edad. El envejecimiento afecta también a toda la cavidad bucal, dientes y encías. Sin embargo, cumplir años no es sinónimo de perder los dientes. De hecho, este es un mito que debe desaparecer de nuestra mente, pues si mantenemos una buena higiene dental y visitamos a nuestros dentista, al menos, una vez al año, favoreceremos una dentadura sana y fuerte hasta el final de nuestra vida.

¿Qué problemas dentales suelen tener los mayores?

Uno de los principales problemas en la tercera edad es la falta de higiene en los dientes. Bien por cansancio, fuerza o por olvido, no lavarnos correctamente los dientes puede suponer un mayor factor de riesgo frente a enfermedades cardiovasculares. Lo más aconsejable en personas mayores es visitar al odontólogo, al menos, dos veces al año.

Otro de los grandes problemas en la tercera edad es la ingesta de determinados fármacos como tratamiento médico a determinas enfermedades crónicas, muy frecuentes en estas edades, hecho que además provoca que disminuya la secreción de saliva y aumente la sequedad bucal, lo cual puede conllevar a la aparición de caries o enfermedad periodontal.

Además, los dientes tienen un mayor desgate en su superficie, lo cual se hacen más quebradizos y amarillentos. También puede producirse un retraimiento de las encías y una pérdida de hueso alveolar, lo que favorece la posible pérdida de dientes y, llegado el caso, se pierde capacidad de apoyo para la prótesis removible. El propio envejecimiento de los tejidos de la boca puede provocar la indefensión frente a infecciones y bacterias.

Cuidados esenciales para la salud bucal en la tercera edad

Es conveniente, al igual que en cualquier edad, mantener un cepillado diario después de cada comida o, al menos, 3 veces al día. En esta edad, por problemas de movilidad o escasez de fuerza, conviene usar un cepillo eléctrico con cerdas suaves para facilitar a la persona el buen uso y limpieza de la boca.

El uso de hilo dental y enjuague bucal favorecerá aún más la limpieza total. Si se utiliza una prótesis removible, sea parcial o total, hay que limpiarla igualmente a diario como si de la dentadura propia se tratara. La limpieza por la noche debe ser la más exhaustiva, además de dejarlas inmersas en líquidos especiales para las dentaduras ya que conviene quitarlas durante las horas de sueño.

Finalmente, fumar, no beber agua a diario y comer en exceso alimentos fritos y azucaradas o beber alcohol pueden dañar y debilitar aun mas los dientes en la tercera edad, además de perjudicar considerablemente la salud del paciente, sobre todo ante problemas cardíacos.

Llevar una limpieza diaria, una buena alimentación y visitar al dentista al menos dos veces al año es fundamental para tener en la tercera edad una buena salud bucodental. En Molina Clínica Dental, tenemos las mejores instalaciones para la comodidad de nuestros mayores y el mejor equipo de profesionales para realizar un seguimiento en su salud bucodental, además de un trato cercano y de confianza. ¡Le esperamos!

Leer más