Av de Pino Montano, 10 - Tlf: 954 36 14 02

Brackets de autoligado, la ortodoncia para conseguir unos resultados más rápidos

La ortodoncia con brackets autoligables es un tratamiento especialmente indicado para pacientes que tienen especial prisa por conseguir unos resultados más rápidos e igualmente eficaces. Existen diversos fabricantes de este tipo de ortodoncia con brackets autoligables, pero en Molina Clínica Dental trabajamos con Damon y Carriere, por su eficacia, resistencia y comodidad. Os contamos a continuación alguna de sus principales ventajas y para quién está especialmente indicado este tipo de tratamiento de ortodoncia.

¿Qué son exactamente los brackets de autoligado?

Los brackets de autoligado necesitan de una gran precisión y experiencia en la colocación sobre los dientes del paciente. Este tipo de brackets son personalizados, es decir, se diseñan y se adaptan según la morfología y características de la superficie de los dientes de cada paciente.

En cuanto a su funcionamiento, este tipo de brackets esta compuesto por una base, que se fija al diente, y tiene una compuerta que atrapa el alambre de acero de gran calidad. Los brackets de autoligado no necesitan ligaduras, que son las gomitas o alambres extras imprescindibles en una ortodoncia convencional para unir el alambre y el bracket.

¿Qué ventajas tiene este tipo de ortodoncia?

Debido precisamente al anclaje de los brackets autoligables y que no necesitan ligaduras, el diente se mueve más rápido, reduciendo así al paciente las molestias durante el tratamiento, y que sí son propias de los brackets convencionales. Con este tratamiento, los odontólogos no suelen realizar extracciones dentales, ya que son brackets que permiten crear más espacio para conseguir la alineación de los dientes. Aunque esto último dependerá de cada caso, ya que por la situación de los dientes del paciente, la extracción puede ser inevitable.

Por otro lado, los brackets de autoligado son más higiénicos ya que, al no tener ligaduras, no acumula los restos de comida y placa bacteriana. Aún así, la limpieza e higiene dental no puede descuidarse y es importante mantener una frecuencia de cepillado de tres veces al día, o tras cada ingesta de alimentos. Los brackets de autoligado tienen además una superficie suave y sin zonas puntiagudas, por lo que son cómodas de llevar y provocan menos llagas y rozaduras que los brackets convencionales.

¿Qué tipos de autoligados existen para mi tratamiento?

Existen diferentes fabricantes de este tipo de ortodoncia con brackets autoligables, destacando Damon y Carriere, que son los que recomendamos desde nuestra clínica por su eficacia y calidad. Estos fabricantes nos ofrecen dos tipos de brackets: los metálicos y los transparentes.

Los brackets autoligables metálicos, son de metal por lo que son más visibles. Mientras que los transparentes, son más estéticos y discretos. Este tipo de brackets son blancos de canino a canino, siendo metálicos para el resto de piezas dentales con el fin de una menor fricción.

Finalmente, es importante destacar que los brackets autoligados están indicados para todos los pacientes que requieran de un tratamiento de ortodoncia. La ortodoncia no tiene edad, ya que los dientes pueden moverse desde los 30 a los 60 años. En Molina Clínica Dental te asesoramos en el tipo de ortodoncia que mejor se adapta a tus necesidades, porque para nosotros, ¡tú eres lo primero! Contacta con nosotros en el 954 361 402.

Un comentario
  1. Responder
    Paula

    Quisiera saber el precio de los brackets autoligadls trasparentes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.