Av de Pino Montano, 10 - Tlf: 954 36 14 02

Consejos para el herpes bucal

Conoce el herpes bucal y evita su presencia en el futuro

El herpes bucal o labial, es una infección que se puede presentar en la boca, labios o encías por el virus del herpes simple. Esta enfermedad ocasiona pequeñas y dolorosas ampollas en la boca que son conocidas como herpes febril.

Estas ampollas están llenas de líquido y producen inflamación en la piel que se encuentra alrededor de la zona afectada. Además, el herpes bucal se agrupa con frecuencia en racimos y el primer síntoma que padecen los afectados son sensaciones de hormigueo o quemazón en la zona en donde brotará la ampolla.

Es importante asistir a los especialistas ante cualquier síntoma que pueda hacer sospechar al paciente de una posible infección. Igualmente, el herpes oral tiene diversos síntomas, prevenciones y casusas que es recomendable conocer, a continuación, te las presentamos.

Causas. El herpes labial es ocasionado por el virus del herpes simple tipo 1 (VHS-1), que en muchas ocasiones se mantiene inactivo después de contraerlo, o algunas veces el virus se activa y produce los síntomas de la enfermedad. Este padecimiento se propaga fácilmente de las personas que tienen un herpes y existe dos causas principales que lo producen:

  1. Tener contacto íntimo o cercano con una persona que este infectada con herpes bucal.
  2. Tocar algún objetivo que haya estado en contacto con una lesión de herpes abierta como, por ejemplo, toallas, cepillos de dientes, máquinas de afeitar, platos, cubiertos o cualquier otro producto que se comparta y se lleve frecuentemente a la boca.

Prevención. Es importante conocer las prevenciones del herpes bucal para evitar contagiarse de esta enfermedad, las acciones recomendadas son: evitar la resequedad de los labios con bálsamos hidratantes; utilizar protector solar que contenga óxido de zinc; lavar después de cada uso con agua hirviendo objetos compartidos como, toallas, ropa de cama, ropa, entre otros; no compartir utensilios que sean llevados con frecuencia a la boca como, cubiertos, vasos, cepillos de dientes, máquinas de afeitar, entre otros; por último, evitar el contacto directo con personas que tengan herpes.

Síntomas. El herpes oral puede presentar síntomas leves o graves dependiendo de las características de cada persona, en muchas situaciones los indicios se muestran entre la primera y tercera semana después de haber hecho contacto con el virus. Las características o padecimientos que se pueden exteriorizar son: úlceras en la boca, picazón en los labios, hormigueo en la zona afectada, fiebre, ardor de garganta, dolor al tragar, ardor en los labios, ampollas rojas que supuran o ampollas pequeñas con líquido amarillento y claro.

No olvides que consultar a un profesional es el primer paso para mejorar tu salud dental y evitar cualquier complicación en la salud de tu boca o dentadura. Los especialistas te proporcionarán toda la información necesaria sobre las prevenciones y técnicas adecuadas para no padecer de complicaciones como está.

En Molina Clínica Dental te asesoramos en el tipo de decisión que pueda mejorar tu salud bucodental, porque para nuestro equipo los clientes son lo más importante. Contacta con nosotros y pide una cita en el 954 361 402 o ven a nuestra clínica en la Avenida de Pino Montano, 10 (Sevilla).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.