Av de Pino Montano, 10 - Tlf: 954 36 14 02

¿En qué consiste el blanqueamiento dental con carbón activado?

Se está haciendo viral en las redes sociales unas imágenes de dentaduras negras, se trata de carbón activado. La gente que usa este método para blanquear sus dientes confiesan que es el más efectivo de todos y que te deja una dentadura reluciente. Este componente también se usa para productos de higiene personal como jabones, mascarillas y cremas, también se usa para purificar el agua e incluso para limpiar el organismo de cualquier envenenamiento. Sus defensores aseguran que lo usan por su efectividad, porque no saben a nada y porque es natural y, por consiguiente, lo consideran un método muy seguro, pero la mayoría de expertos no piensan igual que ellos.

Las verdaderas propiedades del carbón activado

Principalmente debemos de saber que esta sustancia tiene unos polvos súper finos los cuales ponen en peligro el esmalte de nuestros dientes, ya que, hacen que sea una sustancia abrasiva para él, en definitiva, se trata de una sustancia bastante parecida al bicarbonato.

Una de las propiedades que defienden la gente que lo usa es que el carbón activado ayuda a crear el PH  de la saliva de forma natural. Pero los expertos dicen que esta afirmación no tiene sentido, ya que no existe una corroboración científica este hecho. De hecho existen expertos que aseguran que aunque parezca positivo el uso del mismo es un grave error ya que se trata de una sustancia usada para casos hospitalarios para limpiar el organismo de infecciones nocivas y nunca se ha tratado de manera profesional para un blanqueamiento dental.

Además los expertos aseguran que incluso, después de utilizarlo, pueden acabar con un aspecto amarillento. Esto ocurre como consecuencia de usar materiales tan fuertes que aunque queramos blanquearlo a toda costa acabamos dañándolos y al final los dientes quedan vulnerables dejando a relucir la capa más suave y amarilla.

La deshidratación y lo que hace realmente en nuestros dientes

Si hacemos un experimento, si ponemos el carbón activado a filtrar agua, saliva y aceite acabará atravesándolo, ¿por qué? Esta sustancia cuenta con una capacidad de adhesión de entre un 20% y un 90% reteniendo primero los líquidos menos espesos. Provocando una deshidratación ya que se lleva el agua y la saliva de nuestra boca y nuestros dientes. En caso de envenenamientos o intoxicaciones se suele dar una cantidad de carbón activado de 50 o 100 gramos para, así, superar las sustancias nocivas ingeridas. Al llevarse por delante el agua y la mucosa se debe beber al mismo tiempo que se produce esta desintoxicación.

Al ser un polvo tan pequeño y al restregarlo en nuestra dentadura, limara los dientes y, como hemos dicho, se caerá nuestro esmalte. Al restregar el producto por el cepillo y mojarlo en agua ese vuelve líquido y se pega a los dientes y como sabemos nosotros segregamos mucha saliva por lo que el producto se escapará de nuestra boca de manera rápida y al final acaba absorbiendo el 90% de la saliva.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.