Av de Pino Montano, 10 - Tlf: 954 36 14 02

¿Qué hacer tras una extracción dental? Consejos y cuidados esenciales

La extracción dental es una decisión clínica que toma el odontólogo de forma responsable y consciente, fundamentalmente por destrucción por caries, no siendo viable mantenerlo en boca, por un tratamiento de ortodoncia, falta de espacio o para corregir las alteraciones en el alineamiento y la oclusión de los dientes. Pero, ¿sabes qué cuidados debes llevar a cabo después de una extracción? Te los explicamos a continuación.

¿Cuándo y por qué son necesarias las extracciones?

Antes de realizar cualquier extracción, en Molina Clínica Dental contamos con la última tecnología en radiodiagnóstico para obtener una imagen completa y real de la anatomía del paciente, y con ello realizar un diagnóstico y posterior tratamiento con más precisión y efectividad.

En nuestra clínica la extracción no supondrá ningún problema. Se lleva a cabo mediante anestesia local y el paciente no notará molestias durante la intervención. El postoperatorio es muy bueno, aunque siempre es importante llevar a cabo una serie de recomendaciones para evitar posibles dolores o incomodidades en nuestra boca, principalmente en las 12 o 24 horas posteriores.

Cuidados y recomendaciones en el postoperatorio

  1. Usa una gasa para taponar la herida. En la mayoría de casos, el paciente podrá sangrar en los primeros minutos, luego la hemorragia suele cortarse. En la clínica, nuestros profesionales le mantendrán en el sillón y con una gasa presionando la salida de sangre. El sangrado suele cortarse antes de una hora. Sin embargo, si llegamos a casa y seguimos teniendo alguna hemorragia es importante colocar una nueva gasa seca taponando la herida. No te enjuagues ni escupas puesto que la herida puede abrirse y sangrar más.
  1. Cabeza alta y sin movimientos bruscos. Una vez en casa intenta mantener reposo, sentado en un sillón y manteniendo la cabeza alta. No es aconsejable acostarse en la cama. Entre las 12 y 24 horas después de la extracción es fundamental no hacer movimientos bruscos con la cabeza ya que ello puede provocar mayor hemorragia e inflamación de la zona afectada. Evita, al menos los 3 primeros días, hacer algún ejercicio físico o deporte.
  1. Analgésicos contra el dolor. Normalmente, la anestesia suele pasarse transcurridas las 3 horas. Es el momento que, ya en casa, puedas empezar a notar algún tipo de molestia. El dentista te aconsejará qué tomar para ello, lo más habitual suelen ser analgésicos.
  1. Evita bebidas calientes y el tabaco. Tanto fumar como tomar bebidas excesivamente calientes pueden provocar irritaciones e incluso abrirse más la herida, aumentando la posibilidad de hemorragia. Evítalo, al menos, entre las 24 y 48 horas posteriores a la extracción.

Te recordamos que estos consejos se pueden llevar a cabo siempre y cuando la hemorragia o el dolor sea muy leve. Si notas mayores molestias o la hemorragia no se corta deberás acudir a tu clínica, donde se tratará con mayor precisión la afección.

Para Molina Clínica Dental lo principal es el paciente. Nos preocupamos en atender tus necesidades o dolencias. Tras realizar una extracción o cualquier tratamiento, nuestro equipo te dará las recomendaciones y consejos oportunos para que no tengas ningún tipo de molestias al llegar a casa y puedas hacer tu vida con normalidad. Si te surge cualquier duda o quieres ponerte en contacto con nosotros puedes hacerlo al 954 361 402. ¡Te atendemos encantados!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.