Av de Pino Montano, 10 - Tlf: 954 36 14 02

La blancorexia

A nadie le gusta tener los dientes de color amarillo o de un color que se le confunda con suciedad. Es por ello que acudir al dentista a hacerse un blanqueamiento dental es un acto de lo más normal y cotidiano del mundo, ya que lucir la mejor de nuestras sonrisas, blanca y brillante, es, estéticamente, muy importante. Pero como todo en la vida tiene un límite, no es bueno estar continuamente blanqueándose los dientes, ya que es un daño al diente innecesario, de hecho existe un transtorno obsesivo llamado la blancorexia.

Qué es la blancorexia

Como hemos explicado antes, a todo el mundo le gusta tener los dientes fuertes, sanos y, sobre todo, blancos, además de por salud esto es por estética, ya que da otra imagen a tu cara y a tu sonrisa, algo que es muy importante en la estética.

Muchas veces queremos tanto algo que se convierte en obsesión, y es el caso de la blancorexia, la obsesión a tener los dientes blancos. Las personas que sufren este transtorno abusa de este tratamiento de blanqueamiento dental, o incluso, llegan a utilizar productos con sustancias blanqueantes sin consultar a un profesional llegando a hacer daño a su salud bucodental.

Por otro lado, los expertos aseguran que el color de los dientes no es blanco impoluto, de hecho, pensad en una persona con los dientes muy blancos, nos llama la atención por que no estamos acostumbrados . El color exacto y normal de los dientes es el tono marfil. El color suele variar con los hábitos de alimentación o consumo de ciertas sustancias y también varia según la genética de cada persona.

Estas personas que sufren la blancorexia, obsesionadas con el color de sus dientes, suelen usar sustancias que venden las farmacias o los supermercados y no pedir el apoyo y consejo de un médico, haciendo los tratamientos por su cuenta,  sin saber de qué están compuestos esos productos ni las veces que lo deben utilizar. Al igual que otras obsesiones, con la blancorexia se debe visitar a un psicólogo que controle esa manía.

Riesgos de blanquearse los dientes

Lo normal es hacerse un blanqueamiento cada 5 años más o menos, y si quieres que aguante comer alimentos que no manchen los dientes, en definitiva cuidar la alimentación y mantener la higiene bucodental. Estas personas que no son supervisadas por médicos y se auto blanquean los dientes tienen riesgos de tener una enfermedad en su boca o en sus dientes, causándose daños a sí mismo. Grietas o lesiones dentales, perdida de dientes por una necrosis pulpar, hipersensibilidad dental o lesiones en la pulpa dentaria pudiendo causar hasta la muerte.

Por todos estos motivos, desde Molina Clínica Dental, aconsejamos siempre visitar al especialista antes de usar cualquier producto y, por supuesto, no obsesionarse con el color de tus dientes. Cuídate en todos los sentidos y tendrás un color más claro de dientes.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.