Av de Pino Montano, 10 - Tlf: 954 36 14 02

La sensibilidad en los dientes

Seguro que alguna vez os ha pasado que habéis tomado algún alimento frío, por ejemplo, y os da la sensación de dolor. Esto significa que tenemos sensibilidad en los dientes y nos afecta tanto con el frío como con el calor A medida que pasa el tiempo el esmalte de nuestros dientes se van desgastando, proporcionando así, menos protección. Por otro lado, las encías son propensas a la retracción, exponiendo la superficie de las raíces de los dientes y la dentina que está compuesta por conductos que van desde el exterior del diente hacia el centro donde está el nervio. Al estar la dentina expuesta suelen sufrir por los cambios de temperaturas.

Causas de la sensibilidad

Estos dolores que tenemos todos cada cierto tiempo suelen tener unos factores que las preceden y son:

  • El mal cepillado o la edad de los dientes provoca problemas en las encías.
  • Consumir bebidas ácidas que suelen provocar problemas en el esmalte y exposición de la dentina.
  • Muchas veces sin darnos cuenta, por ejemplo, al dormir, rechinamos los dientes, esto provoca en la mayor parte de los dientes esa sensibilidad de la que hablamos.
  • La pasta de dientes también es un problema muchas veces, ya que, muchas suelen ser muy fuertes, también sobrepasarse con el número de veces que cepillamos los dientes, por que desaparece el esmalte
  • Enfermedades de las encías como la piorrea provocan este dolor a los cambios de temperatura.
  • El mayor problema con la sensibilidad es los dientes rotos.
  • Tratamientos dentales tales como blanqueamientos, limpiezas de los dientes o rellenos son fuertes causas de sensibilidad o durante o después del procedimiento.

¿Cómo podemos solucionar este problema?

Lo primero que debemos saber al sobre la sensibilidad de los dientes es averiguar cuál es la causa de esta dolencia, si no lo tienes claro lo normal es acudir a un dentista para que te ayude a descubrirlo. Si se debe al mal cepillado, a un diente con caries o roto, a un problema en las encías o cualquiera de los problemas mencionados anteriormente. A partir de ahí podemos paliar esa dolencia. Normalmente los consejos de los profesionales serán:

  • Existen pastas dentales especiales para evitar o reducir este problema.
  • Se debe aprender como cepillarse los dientes de forma correcta.
  • Utilización de cepillos especiales y suaves para no dañar el esmalte ni las encías.

Por otro lado el mismo odontólogo puede:

  • Recetar una crema dental con mucho flúor para todos los días.
  • Restaurar los dientes para restaurar el esmalte dental que ha sido afectado.
  • Ayudar a fortalecer el diente con un barniz especial.

En definitiva, intenta llevar una comida sana, usar unos productos poco corrosivos para nuestra dentadura y para mantener nuestra salud dental.  Siempre si existe algún tipo de molestia acudir a profesionales que nos ayuden a encontrar nuestro problemas y a solucionarlo más tarde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *