Av de Pino Montano, 10 - Tlf: 954 36 14 02

Las dolorosas llagas o aftas en la boca: ¿podemos poner fin a su aparición?

Las aftas y las lesiones bucales son heridas, manchas o llagas que pueden aparecer en la boca, los labios o la lengua y que, según los propios expertos, no se desconoce con precisión del porqué de su aparición. Las llagas y las lesiones bucales llegan a ser muy dolorosas e incómodas, interfiriendo en el día a día de la persona tanto para poder comer como para poder hablar. Os vamos a explicar las lesiones bucales más comunes y algunas formas de acabar o aliviar con sus molestias.

Posibles afecciones bucales

Aftas: son pequeñas protuberancias blancas o llagas rodeadas de un halo rojizo. No son contagiosas y suelen reaparecer. No se conoce la causa exacta de las mismas pero se sabe que factores como el estrés, los traumas, las alergias, el tabaco, la deficiencia de hierro y otras vitaminas y la herencia hacen que una persona sea mas propensa a su aparición. Suelen curarse a los 7 o 10 días.

Herpes labial: es un grupo de ampollas que aparece alrededor de los labios. Por lo general es causado por un tipo de virus herpes y es muy contagioso. Una vez que un individuo se ha contagiado de herpes, el virus permanece en el cuerpo y recurre en ocasiones. Las ampollas suelen desaparecer en una semana aproximadamente.

Leucoplasia: tiene aspecto de placa blanquecina y espesa en el interior de la mejilla, encías o lengua. La causa de su aparición suele ser el tabaco, prótesis dentales mal ajustadas, dientes rotos y morderse la propia mejilla. Es necesario que el odontólogo realice una biopsia y puede desaparecer con el abandono del hábito de fumar. El tratamiento comienza con eliminar los factores que causan las lesiones.

Candidiasis: es una infección micótica causada por la cándida albicans. Suele manifestarse como placas de color amarillento o rojizo que aparecen en la superficies húmedas de la boca y puede ser doloroso. Ocurre con mayor frecuencia en personas que utilizan prótesis dentales, recién nacidos, personas debilitadas por una enfermedad, personas cuyo sistema inmunológico no funciona debidamente y personas que toman antibióticos. El tratamiento como en la leucoplasia, consiste en eliminar los factores que causan las lesiones. Cuando la causa subyacente es inevitable o incurable se puede utilizar medicamentos antimicóticos.

¿Posibles causas de aparición de las llagas?

Las llagas en la boca salen por causas diversas. Algunos factores que las desencadenan son el estrés, la ingesta de alimentos ácidos o cítricos, las lesiones por alguna comida o utensilio, un sistema inmunológico que se encuentra debilitado, un problema nutricional, principalmente una deficiencia de minerales o vitaminas, o incluso por problemas gastrointestinales. Mientras que, los objetos afilados y la ortodoncia también pueden ocasionar la aparición de llagas.

Los síntomas más comunes de este tipo de afecciones suelen ser: ardor, sensación de hormigueo doloroso, llagas redondas blancas o grises con enrojecimientos en los bordes, e incluso, fiebre o inflamación de ganglios linfáticos, entre otros. Sea cual sea el síntoma, siempre te recomendamos, si persisten las molestias o el dolor es muy intenso, asistir a nuestra clínica o, incluso, a tu médico de cabecera.

Consejos para evitar o aliviar las aftas en la boca

Como una de las principales causas de la aparición de aftas en la boca es la falta de vitaminas y minerales, o incluso la deficiencia de hierro o ácido fólico, no dudes en añadir en tu plan alimentario alimentos que lo contengan, como las verduras de hoja verde, los cereales integrales, o la leche, entre otros.

Además, ten cuidado cuando te cepillas los dientes porque eso puede generar heridas similares a las llagas, o irritaciones. Lo mismo cuando comes algún alimento duro o con “punta” como pueden ser galletas, panes, o tostadas. Evita los alimentos ácidos o picantes, la goma de mascar y no olvides, además del cepillo, usar hilo dental después de cada comida y los enjuagues bucales para mantener siempre la boca limpia y saludable, además de ser una forma de evitar la aparición de este tipo de afecciones.

Un comentario
  1. Responder
    Facundo

    A mi siempre me estan saliendo llagas,me salen a veces dos o tres,y tardan en irse,cual deve ser el problema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.