Av de Pino Montano, 10 - Tlf: 954 36 14 02

¿Por qué hay movimiento en los dientes?

¿Has notado alguna vez que se te mueven los dientes? Dolor de mandíbula, incluso notar el movimiento en los dientes. Hay mucha gente que acude al dentista con esta duda, ¿porqué se me mueven los dientes? Sobre todo las personas que han visto que sus dientes se han ido apiñando, tienen mal aspecto y su sonrisa no es la tan bonita como antes. Todos sabes que la solución a eso es recurrir a la ortodoncia y para evitarlo ponerse la férula transparente que sirve para evitar este movimiento.

¿A qué edad se empiezan a mover?

Este movimiento suele ocurrir en edad adulta y se le llama apiñamiento terciario. No tiene un factor en concreto si no que tiene varios. Antes se creía que la culpa de ello era de las muelas del juicio, aunque al cabo de los años se ha desmentido, ya que hay casos de personas que no le han salido estos molares y, en cambio, si se les ha movido los dientes.

En otra época, se producía la atricción o desgaste de anchura, es decir, el cambio de tamaño de los dientes, ¿por qué ocurría esto? Por la comida que se ingería en esa época. Hoy en día no pasa eso, puesto que, tenemos una dieta más blanda y, consecuentemente, hacemos trabajar menos a los dientes.

Los dientes se suelen apiñar con la edad por que, con el uso, los maxilares se vuelven más pequeños y los demás dientes tienden a moverse para adaptarse al tamaño de los que han cambiado.

Cómo evitar que los dientes se muevan

En el caso de que se te muevan los dientes en edad adulta la solución es usar brackets u otro tipo de ortodoncia, que te ayuden a enderezar el mal posicionamiento que han optado tener tus dientes. Sin duda es la mejor solución, ya que es inevitable por el cambio de tamaño de estos dientes. Después del uso de estos correctores dentales las piezas dentales están débiles y suelen moverse.

Lo más normal es que tengas un retenedor fijo o una férula para que los dientes no tiendan a moverse, sobre todo si acabas de salir de un tratamiento de ortodoncia. Los retenedores fijos son unos alambres en la parte posterior no visibles de los dientes, no molestan y, como su propio nombre indica, retienen el movimiento. Por otro lado la férula son unas placas transparentes que te protegen de ese apiñamiento, al principio te la mandan durante todo el día y luego solo por la noche.

Si sigues los consejos de tu dentista no se te moverán los dientes y, muy importante, si notas algún movimiento, acude rápidamente al dentista para que te de una solución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.