Av de Pino Montano, 10 - Tlf: 954 36 14 02

como-prevenir-las-caries-en-los-niños

¿Como prevenir las caries en los niños?

La caries en los niños igual que en los adultos es una infección del diente. Una infección provocada por bacterias que viven en la boca y que tienen una vocación destructiva sobre los dientes.  Las caries en el caso de los niños son la enfermedad crónica más común. Si bien es cierto que su incidencia está disminuyendo como explicamos hace poco en nuestro artículo Los dientes de los niños españoles están cada vez mejor,  sigue siendo uno de los problemas más comunes dentro de la salud infantil.

¿Cómo se produce la caries?

Al comer, los azúcares ingeridos que se han quedado en la boca se metabolizan por la placa bacteriana y, al metabolizarse, se producen unos ácidos que hacen que el pH de la boca descienda afectando al esmalte de los dientes y a su desmineralización. Cuando los microbios abren un hueco en el esmalte, no se preocupan por hacerlo más ancho y continúan hacia el interior del diente haciendo un túnel dirigiéndose e infectando la dentina que es una estructura mucho más blanda, ideal para estos microbios.

Atendiendo al comportamiento del pH de la boca sabemos que en la boca existe un ciclo continuo de desmineralización y remineralización, es un proceso que se produce en la superficie del diente, lo importante es que las bacterias no lleguen a penetrar.

En definitiva, el factor más importante en la producción de caries es la acumulación de placa bacteriana o biofilm (rica en microorganismos aerobios y anaerobios) sobre la superficie dental. El Streptococcus mutans, un asiduo microorganismo de nuestra boca y es el principal germen que la forma, colonizando la cavidad bucal.

¿A partir de que edad se produce la caries infantil?

Las caries aparecen desde el momento en el que hay dientes, sean de leche o sean definitivo. Es decir, pueden aparecer desde la primera infancia, aproximadamente a partir de los 6 meses de vida. Por tanto es de vital importancia comenzar con una higiene bucal adecuada desde el principio. Cuanto más tiempo se tarde en habituar al niño a una rutina de higiene, con más facilidad pueden aparecer las temidas caries.

Desde la Sociedad Española de Odontopediatría se defiende que la primera visita al dentista se realice al primer año de vida, e incluso durante el último trimestre del embarazo.

¿Cómo afecta a los dientes de leche?

Hay que tener en cuenta que la caries infantil se forma de forma más rápida y agresiva en los dientes de leche afectando más rápidamente al diente y al tejido nervioso y pudiendo producir dolores muy incómodos para el niño.

¿Afecta la caries en un diente de leche al diente definitivo?

Es importante recalcar que la caries producidas en el diente de leche pueden afectar gravemente al diente definitivo trasmitiendo la infección al nuevo diente y provocando problemas como malformaciones, manchas u otras lesiones secundarias.

 ¿Causas o factores de riesgo?

Existen diferentes factores que podemos tener en cuenta para hablar de un mayor riesgo a la hora de tener una caries:

  • Predisposición genética
  • Dieta rica en hidratos de carbono fermentados (sobre todo dulces)
  • Deficit en la higiene bucal

Todo ello provoca un estado idóneo para la rápida propagación de las bacterias que provocan los ácidos que deshacen el esmalte del diente.

¿Qué podemos hacer?

Os ofrecemos ahora una serie de consejos para mantener a raya a las caries:

La principal prevención es la higiene diaria

Durante los primeros meses en los que los dientes van apareciendo es suficiente limpiar con una pequeña gasa humedecida. A partir de los dos años según recomienda la Sociedad Española de Odontopediatría se introduce el cepillo de cabezal pequeño y cerdas suaves. Es importante recalcar que no hay que llenar el cepillo de pasta de diente, con una pequeña cantidad no mucho mayor que un grano de arroz puede ser suficiente, ya que el niño podría tragar pasta de dientes.

Uso del flúor

La fluoración, bajo control del odontopediatra, es uno de los remedios más eficaces para luchar contra la caries. El esmalte se puede reforzar y remineralizar mediante la aplicación de fluór. El flúor reacciona con los cristales de hidroxiapatita del esmalte y los convierte en cristales de flúorapatita que son mucho más resistentes a la acción de los ácidos. Según la OMS, reduce la incidencia de caries hasta en un 50%.

Evitar los dulces y los azúcares

De todos es sabido que los dulces tienen una gran cantidad de azúcares que son responsables de la aparición de las caries. Dulces, bollería, caramelos, bebidas azucaradas, y otros alimentos con hidratos refinados deberían evitarse.
Los alimentos más ricos en vitaminas, minerales y calcio como los lácteos, verduras y frutas frescas, son beneficiosos y nos pueden ayudar a mejorar el esmalte y reducir el riesgo de caries.

La Sociedad Española de Odontopediatría destaca algunas cosas que hay que evitar a toda costa:

  • El niño no ha de dormir con un biberón que contenga líquidos con azúcar.
  • No se le debe dar el chupete untado en miel ni azúcar, ni cualquier otro líquido con azúcares.
  • No se le deben dar zumos azucarados como sustitutos del agua

Cuidado con comer justo antes de ir a la cama o entre comidas

Como hemos visto en algunos anuncios de chicles, después de las comidas el pH de la boca baja y se incrementa el riesgo del ataque al esmalte de los dientes, es por ello que debemos limpiar bien los dientes después de cada comida y asegurar que no queden restos de alimentos.

La educación es clave

No hay nada como dar buen ejemplo a los niños y además hacerlos partícipes de su propia salud. Hay que intentar inculcarles desde pequeño los buenos hábitos de salud para que se involucren en el cuidado de la salud de sus dientes.

La Junta de Andalucía ofrece recursos educativos a través de su programa “Sonrisitas” para que las familias puedan enseñar a sus hijos en casa buenos hábitos de higiene. Podéis descargar el tríptico para las familias

Si tienes cualquier duda puedes contactar con nosotros mediante nuestro formulario de contacto o llamando al 954 36 14 02, estaremos encantados de atenderte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.