Av de Pino Montano, 10 - Tlf: 954 36 14 02

¡Ya soy libre! Recomendaciones y cuidados que debes tener después de la ortodoncia

Tanto si estás apunto de iniciar un tratamiento de ortodoncia como de finalizarlo, este post te va a resultar muy útil. Quizás cuando quitamos a nuestros pacientes sus brackets el sentimiento principal es el de la libertad, de volver a comer cosas que durante el tiempo de tratamiento no podían. Sin embargo, tener una buena dentadura, con buena mordida y alineados tras el tratamiento de ortodoncia no es sinónimo de abandonar ciertos hábitos y cuidados para mantener una dentadura perfecta para siempre. A continuación te contamos algunas recomendaciones y cuidados después de un tratamiento de ortodoncia. 

Cuidados de la férula

Tras el tratamiento de ortodoncia y según cada paciente, el odontólogo puede aconsejar el uso de unas férulas, fabricadas a través de un molde de los dientes del paciente, con el fin de consolidar los resultados obtenidos y evitar que los dientes puedan moverse los meses posteriores.

Estas férulas necesitan unos cuidados para evitar que se rompan o pierdan su eficacia. Normalmente el propio dentista aconseja cuándo usarla y cuántas horas al día. Es importante para evitar dañarlas, no comer ni beber con ellas puestas. Después de ingerir cualquier alimento o bebida, excepto agua, debemos hacernos una limpieza profunda y luego colocarnos con tranquilidad de nuevo las férulas.

Limpieza y mantenimiento de la férula

Se aconseja limpiar la férula, al menos, una vez a la semana. Agua tibia, jabón neutro y un cepillo de dientes de cerdas suaves es suficiente. También existen productos específicos para su limpieza, que nuestro dentista aconsejará en función de cada paciente. El estuche especial para guardar tu férula es importante mantenerla limpia igualmente. Un trapo húmedo y jabón neutro es más que suficiente. Enjuagarlo con agua tibia al final también es importante para evitar que queden restos de jabón.

Mantén un cepillado e higiene diaria

El cepillado e higiene diaria de tus dientes es esencial mantener siempre, no solo durante y después de un tratamiento de ortodoncia. Tras este tipo de tratamiento la sensibilidad de tus dientes puede ser más acusado por lo que te aconsejamos usar durante los primeros meses un cepillo de cerdas suaves. Si tenían dientes montados antes del tratamiento, ahora los espacios entre diente y diente serán mucho mayor y organizado. Mantén el uso del hilo dental, introduciéndolo de forma suave para evitar lesiones en las encías. Remata siempre tu cepillado diario con el uso de un buen enjuague bucal.

¡Cuidado con la alimentación!

Si en estos años de tratamiento no has podido comerte un buen bocadillo o tus chucherías favoritas, te recomendamos que, aunque ya puedes hacerlo, no es lo más saludable tanto para tu salud física como para tu salud dental. Masticar alimentos excesivamente duros pueden dañar o romper tus dientes, así que ¡mucho cuidado!. Mastica con precaución y haz ingestas en pequeñas cantidades. Te aconsejamos esto principalmente en las primeras semanas tras retirarte el aparato de ortodoncia, ya que tus dientes estarán especialmente sensibles.

Evita también tomar bebidas y alimentos azucarados que pueden provocar la aparición de caries así como bebidas y alimentos decolorantes y que puedan tintar los dientes, como el café, té, chocolate o la remolacha.

Aprende a tener una sonrisa sana y reluciente para siempre. Ahora que ya se han corregido las deformaciones o problemas de tus dientes, sonríe como nunca sin esconderla. Recuerda que en Molina Clínica Dental somos expertos en tratamientos de ortodoncia. Cuidamos de tus dientes desde el principio. Cuenta con nosotros. Ven y te asesoramos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *