Av de Pino Montano, 10 - Tlf: 954 36 14 02

Trucos y recomendaciones contra las molestas llagas de la boca

La falta de ciertas vitaminas o minerales en nuestra alimentación, el daño que nos puede ocasionar el aparato de ortodoncia o la ingesta de algún alimento puntiaguado son algunas de las causas más que frecuentes para que, sin darnos cuenta, puedan aparecer en nuestra boca las molestas y dolorosas aftas o llagas. A continuación te contamos algunos trucos y recomendaciones contra las molestas llagas de la boca, e incluso algunos remedios para evitarlas.

Enjuagues con agua y sal. Este remedio es fácil de hacer, aunque notarás fuerte escozor en la llaga. Con medio vaso de agua tibia y media cucharadita de sal será más que suficiente para este remedio. Enjuágate bien la boca con esta disolución. Si prefieres con un trozo de algodón, empápalo bien y aplícalo directamente en la herida.

Tomar un zumo de naranja o limón. Las vitaminas que estas frutas te van a proporcionar no solo van a beneficiarte en tu salud general sino también en aliviar las molestas llagas. Al beberte el zumo, distribuye este por tu boca antes de tragar. Escozará un poco pero el alivio lo vas  a notar casi al instante. Otra opción es cortar medio limón y ayudado de un algodón o gasa bien empapado, aplicar directamente sobre la llaga.

Infusión de manzanilla. Este tipo de infusión tiene un efecto calmante y propiedades antiinflamatorias y antisépticas, por lo que además de reducir las molestias te ayudan a proteger tu boca de posibles afecciones. Empapar una gasa con esta infusión y aplicar sobre la llaga es una opción. Otra es hacer gárgaras y enjuague bucal con la infusión. Ambas opciones son muy recomendables contra las molestas aftas.

Gel de aloe vera. Un buen remedio casero para aliviar el dolor de las aftas bucales es aplicar de manera directa la pulpa de una hoja de Aloe Vera o en forma de gel. Esta planta tiene un fuerte poder antiinflamatorio y antibacteriano, por lo que además de aliviar las molestias, reconstruye y tapona la herida abierta.

Hielo. Quizá se trate del remedio casero más económico. Su función antiinflamatoria es perfecta para reducir las molestias y el hinchazón. Coge un paño y un cubito de hielo y aplícatelo en la propia herida. Es una buena opción si la llaga no se encuentra en la parte más interna de la boca.

Pon remedio, antes de que salga la herida

Como ya explicamos en un artículo anterior, Las dolorosas llagas o aftas en la boca: ¿podemos poner fin a su aparición?, una de las principales causas de la aparición de aftas en la boca es la falta de vitaminas, minerales y la deficiencia de hierro. Para empezar, pon remedio incluyendo en tu dieta diaria mayor cantidad de verduras, cereales integrales y lácteos. Estos alimentos van a fortalecer esa escasez de propiedades y nutrientes que tu cuerpo y tu boca necesitan.

Otro de los errores que cometemos y que nos puede provocar la aparición de aftas o llagas en la boca es cepillarnos con cierta intensidad o comer alimentos duros y puntiagudos, como patatas o picos. Los alimentos picantes o ácidos también pueden dañar las paredes internas de nuestra boca. Si usas ortodoncia, una buena opción es el uso de las gomas para cubrir los brackets y evitar con ello el roce constante con el labio o lengua.

En Molina Clínica Dental estamos seguros que si sigues estos trucos y recomendaciones evitarás o reducirás enormemente la aparición de las dolorosas y molestas llagas. Recuerda que además debes mantener una limpieza diaria de tu boca y dientes. Si persisten las molestias o no desaparecen las heridas bucales, ven a nuestra clínica. Contacta con nosotros llamándonos al 954 36 14 02. Tenemos el mejor equipo a tu servicio. ¡Te esperamos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.