Av de Pino Montano, 10 - Tlf: 954 36 14 02

La lengua también necesita atenciones y cuidados

La lengua, junto a los dientes, es otro de los órganos que necesitan de un buen cuidado y atenciones. Hay que tener en cuneta que de ella depende la propia hidratación de la boca, la deglución, la sensibilidad, e incluso el lenguaje. La limpieza y cuidados de nuestra lengua es casi tan importante como la de nuestros dientes. Te ofrecemos a continuación cuáles son esas atenciones y cuidados que debes tener en cuenta con la lengua para tener una óptima higiene bucodental.

El raspador, la mejor opción para la higiene lingual

¿Sabías que una de las principales causas del mal aliento es la falta de limpieza e higiene de tu lengua? Usar el cepillo para tus dientes, hilo dental y enjuague bucal no es suficiente para una buena higiene. La limpieza de la lengua es tan importante como la de tus dientes así que no olvides mantener una higiene diaria sobre ella.

Usar el propio cepillo dental de forma diaria no es mala opción, aunque siempre que las cerdas sean suaves para así evitar irritaciones en la propia lengua. Utilizar un raspador o limpiador lingual es lo mas aconsejable. Este dispositivo no es costoso y sirve para limpiar la lengua sin dañarla, eliminando el exceso de bacterias, los restos de alimentos y mucosidad que se puedan asentar en la misma. Se recomienda usar hasta dos veces al día (mañana y noche).

¿Cómo utilizar adecuadamente el limpiador lingual?

El raspador o limpiador de lengua es la solución más efectiva para mantener una salud bucodental plena y libre de bacterias. Su estructura, generalmente de plástico o goma y con una forma arqueada, permite llegar y limpiar la lengua en su totalidad.

Su uso es muy simple. Tras haber realizado el cepillado dental y el uso del hilo dental, sacamos la lengua y con la superficie arqueada del raspador la pasamos por toda la lengua. No raspes muy fuerte o podrás dañarla. Lo mejor es hacer movimientos suaves de atrás hacia adelante, con el fin de ir arrastrando las sustancias hacia la punta de la lengua. Una vez finalizada la limpieza lingual, nos enjuagaremos la boca con un colutorio para eliminar los restos que nos puedan quedar en la boca.

Fluorosis: una anomalía provocada por exceso de flúor

El flúor es un mineral importante para una buena limpieza bucodental. Lo podemos encontrar tanto en los dentífricos como en los enjuagues. Sin embargo, todo en grandes cantidades no es tan beneficioso como parece. Por ello, debemos tomar una serie de precauciones en los productos con flúor, ya que la ingesta excesiva y prolongada de este mineral puede dañar no solo las piezas dentales sino también irritar la capa externa de la lengua y papilas gustativas, provocando aftas, inflamación o cualquier otro tipo de irritación.

Esta anomalía, conocida como fluorosis, es importante ser tratada por los propios odontólogos. En nuestra clínica te asesoramos sobre el colutorio que mejor se adapta a tus necesidades. Ten cuidado con el enjuague bucal que utilices. Aunque la mayoría funcionan bien, compra siempre un enjuague bucal lo más suave y fresco posible. Evita los enjuagues con alto grado de alcohol ya que también puede irritar la parte interna de la lengua.

¿Necesitas más asesoramiento para elegir los mejores productos o los cuidados necesarios para una buena salud bucodental? En Molina Clínica Dental estaremos encantados de ayudarte. Solicita una cita o llámanos al 954 36 14 02. Te atenderemos encantados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.